Tal vez te asuste oír que puedes utilizar un producto que tienes en casa y que además de eso no es tan caro para limpiar tu espectacular piso de madera que tienes en casa, te estamos hablando del vinagre.

No te asustes, no es que vayas a agarrar el vinagre y echarlo a tu piso de madera de forma descomunal, la idea primordial es que la belleza y estilo del piso no se pierda por nada. El deterioro de los pisos se da por muchos factores el principal es por tus zapatos y accidentes con bebidas o comida que se derrama, cuando eso pasa crees que ya no hay vuelta atrás y que se ha arruinado por completo.

Pero aún hay vida para tus pisos de madera, sigue los siguientes pasos para que queden impecables es que recojas todo lo que haya en el piso para que la limpieza sea más sencilla, sube las sillas o pequeñas mesas a los sillones o tu mesa del comedor para que puedas limpiar cada rincón.

Si tienes aspiradora úsala para recoger todo el polvo, si no es así una escoba con ayuda de una trapo quita lo más que puedas de basura, pelusas, etcétera. Después con un trapo húmedo haz el primer trapeado, recuerda que tu piso no debe quedar mojado para evitar que se maltrate la madera.

Mientras seca la poco agua del primer trapeado, en una cubeta con tres litros de agua agrega una taza de vinagre, te recomendamos que el agua esté tibia con esto lograremos que crear una mezcla que podrá diluir la suciedad y grasa que suelen acumular los pisos de madera, no intentes poner más vinagre del recomendado.

Una vez listo, con un trapo húmedo ve pasando por cada rincón de tu casa sin que éste sea totalmente mojado, cuando hayas limpiado todo tu espacio de piso de madera, con otro trapo totalmente seco da una última pasada para recoger lo que pudiese haber quedado de agua.

Cuando finalices alcanzarás a ver como tu poso de madera tiene un nuevo brillo, haciendo que parezca como nuevo.

Puedes leer:
7 formas de cuidar de tus pisos de ingeniería con acabado al aceite.