Tener un piso de madera laminado le proporcionará a tu espacio calidez y sofisticación, pero hay que mantenerlo limpio para que luzca increíble.

En Natura Pisos te damos recomendaciones para que mantengas limpio tu piso.

El piso laminado es una material construido con una base de HDF (High Density Fiber – Tablero de alta densidad), es decir un comprimido de cartón y aserrín, en la parte superior una fotografía de alta definición que simula la especie de madera seleccionada y como parte final una película resistente a la abrasión generada por el uso cotidiano del piso.

Limpieza Diaria

El piso laminado se limpia fácilmente con una escoba suave, aspiradora, un atrapa polvo, mop o mechudo.

El piso laminado nunca debe mojarse y es necesario evitar que se tenga contacto por períodos prolongados de tiempo con cuerpos húmedos.

A diferencia de cualquier otro tipos de pisos, el piso laminado “NO SE TRAPEA”. En caso de que se llegue a escurrir algún líquido, se tendrá que secar de inmediato, con una franela blanca de algodón seca.

Nunca debe usarse aceite o cera para piso natural, debido a que a diferencia de un piso de madera natural no tiene poros, por lo que el producto no penetrara el piso, generando una costra que al paso del tiempo atrapará el polvo, pelusa y suciedad, generando manchones en las piezas, no se debe pulir.

Se sugiere el uso de fieltros protectores en las patas de los muebles y en muebles movibles asegurarse que las llantas sean de goma suave, para evitar rayones.

Se recomienda el uso de tapetes atrapa polvo, en las entradas de mayor tránsito de la casa.

Manchas Persistentes

Las manchas de zapatos u otras, se deberán limpiar con un paño húmedo, totalmente exprimido o de ser necesario con acetona o alcohol.

No se deben utilizar solventes agresivos como thinner, aguarrás, ácido muriático, ácido sulfúrico, sosa cáustica o solventes de barnices y pinturas.

No se debe utilizar lijas, espátulas o navajas, ya que dañarían la película de la fotografía del acabado.

Cómo ves, limpiar un piso laminado es muy sencillo pero necesitas tomar en cuenta estas medidas para prolongar la vida de tu piso.