Sin duda alguna, pensar en un piso de madera para tu espacio, es sinónimo de elegancia, calidez y un gran gusto para la decoración; sin embargo, al mismo tiempo de pensar en esto,  puede traer el concepto de ser costoso y nos referimos que va más allá de la adquisición, es el mantenimiento.

Es cierto que puedes evitarte la constante e inevitable gasto del mantenimiento de  tu piso de madera, pero si lo quieres mantener a largo plazo, es necesario que pueda lucir maravilloso y con el brillo natural de la madera con el que fue instalado; entonces, sí, se vuelve una inversión en vez de un gasto.

Pero no todos los pisos de madera tienen un “costo” de mantenimiento alto, por ejemplo, los pisos de madera o Deck son muy utilizados para el exterior porque tienen un bajo costo de mantenimiento, aunque podrías utilizarlo para el espacio que tu elijas.  

Cuando se menciona que es un deck, se refiere a que es una pieza de madera natural o maderas compuestas de materiales plásticos reciclados (Greendeck). Dentro del deck de madera natural está el Camarú y el Ipe. Mientras que para los pisos sintéticos está el Sand y el Brawn, pisos que son ideales para una terraza porque lucen cálidos y en sinergia con la naturaleza.

Recuerda que los pisos deck están hechos para resistir todo tipo de cambio climático como luz solar, lluvia o polvo y además  accidentes con la comida o la visita de las mascotas; por eso su mantenimiento es muy económico.

Se recomienda que para pisos deck naturales se les proporcione una capa de aceite para lucir su apariencia natural, mientras que para el sintético, puedes aplicar otros productos ya que sólo requieren una limpieza superficial.

Por estas razón el piso deck puede ser ideal para ti, sin perder la calidez y la sensación visual de lo natural para tu espacio, ya sea en exterior o interior; además la instalación de estos es muy sencilla, aunque, si requieres asesoría profesional puedes consultarnos.